PATENTES Y MODELOS DE UTILIDAD, UN RETO PARA LAS PYMES

Todavía falta casi un año para la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes, pero me parecía de interés ir recordando alguno de los cambios que se pueden leer en la misma (cambios que en los próximos meses iré tratando hasta la fecha de entrada en vigor, allá por el 1 de abril de 2017).

El primero de los cambios a recordar es la reducción de tasas que los emprendedores tendrán a su disposición con la nueva ley.

En concreto, el artículo 186 habla de que se podrán acoger a esta reducción, las PYMES que deseen obtener la protección de una invención mediante patente nacional o modelo de utilidad.

Una PYME podrá de esta manera, solicitar que le sea concedida una reducción de tasas del 50% en concepto de solicitud, las anualidades tercera, cuarta y quinta, y en el caso de las patentes nacionales, de petición de informe sobre el estado de la técnica y de examen sustantivo.

Para ello será necesario presentar:

  • Solicitud de patente nacional o modelo de utilidad.
  • Petición de reducción de tasas.
  • Acreditar, con la documentación que se exija reglamentariamente, que se ajustan a la definición de emprendedor de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización y a la definición de pequeña y mediana empresa (PYME) adoptada por la Recomendación 2003/361/CE, de la Comisión Europea, de 6 de mayo, sobre la definición de microempresas, pequeñas y medianas empresas o a la que, en caso de modificación o sustitución de la misma, sea aplicable en el momento de presentarse la solicitud.

A esto hay que añadir que las solicitudes o escritos presentados por medios electrónicos tendrán la reducción de un 15 por ciento en el importe de las tasas a las que estén sujetas dichas solicitudes y escritos, si los mismos son presentados y las tasas son abonadas previa o simultáneamente por dichos medios técnicas.

Como complemento a esta reducción de tasas, hay que recordar también la convocatoria de subvenciones para el fomento de las solicitudes de patentes y modelos de utilidad españoles y en el exterior que en los últimos años publica el Ministerio de Industria, Energía y Turismo generalmente a principios de año y que suele ir destinada a personas físicas, PYMEs, gran empresa privada o institución privada sin ánimo de lucro sin dependencia o vinculación al sector público.

Y por último, no hay que olvidarse del Patent Box, que propone (con la modificación que introdujo la Ley 14/2013, de 27 de septiembre) una reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles.

En concreto las rentas procedentes de la cesión del derecho de uso o de explotación de patentes, dibujos o modelos, planos, fórmulas o procedimientos secretos, de derechos sobre informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas, integrándose en la base imponible en un 40 por ciento de su importe. También resultará de aplicación en el caso de transmisión de los activos intangibles.

 

Los comentarios están cerrados.

<\/body>