¿Realmente compramos lo que queremos? Profiling

A día de hoy, según diversos estudios, la sociedad española cada vez compra más a través de Internet. Se habla de en torno a un 70% en España, mientras que en países como EE.UU puede alcanzar el 84%. Su forma ágil y sencilla, hace que nos decantemos cada vez más por esta formula.

Pero, ¿Realmente compramos lo que queremos? En muchos casos, la respuesta, lógicamente es sí. Queremos un producto, lo buscamos en Internet, comparamos precios en distintas páginas web y lo adquirimos en la que más barato se encuentre o la que mejor confianza nos genere.

Sin embargo, hay casos en los que la publicidad, nos busca a nosotros, nos muestra productos o servicios mientras simplemente navegamos por Internet buscando información sobre algo totalmente distinto a dichos productos o servicios. En algunos casos pueden ser productos o servicios que vimos en otra búsqueda, pero en otras ocasiones no.

¿Por qué sucede esto?  Sucede principalmente gracias a las famosas cookies y más concretamente a las Cookies comportamentales, las cuales almacenan información recogida durante nuestra navegación, sobre las preferencias o intereses del usuario en ciertos productos y servicios. De tal manera, que gracias a esta información que le brindamos de nosotros mismos a estas cookies, se nos mostrara productos y servicios que supuestamente nos interesan.

Esto técnica puede y de hecho llega más lejos, al crearse lo que se denomina el método  del profiling, la clasificación de perfiles atendiendo a la información que de cada uno de nosotros se ha recopilado a través de las cookies o tecnología análoga.  Es decir, tras procesarse toda la información que dejamos mientras navegamos por Internet, se nos clasifica y se nos incluye en un perfil de usuario y a partir de ahí recibiremos un tipo de publicad o otra dependiendo de nuestros supuestos gustos.

Por un lado, el ser encasillados en un perfil o en otro puede ser positivo en cuanto que recibimos información publicaría que realmente nos interesa, pero por otro, ¿a quién le gusta que le encasillen? ¿y si se han equivocado con nuestro perfil? ¿y que información me estoy perdiendo por estar en un perfil u en otro? Tal vez llegue a influir en nuestro estilo de vida el desconocer realmente toda la información.

Todavía se puede ir más lejos, ya que esta tecnología puede ofrecer los mismos productos y servicios a varias personas, pero a precios totalmente distintos dependiendo del perfil asignado al usuario. Si se le presupone mayor o menor capacidad económica de acuerdo a su perfil, de en que zona geográfica resida o de la información que se disponga de sus estudio. De tal manera que incluso la información que se ofrece sobre el producto y servicios puede ser distinto dependiendo de dicho perfil.

Los comentarios están cerrados.

<\/body>