¿PUEDE UN MENOR DE EDAD SER SOCIO DE UNA SOCIEDAD MERCANTIL?

En un principio lo que debemos determinar es si el menor será exclusivamente socio o por el contrario asumirá la condición de Administrador.

En el primer caso, los menores de edad e incapacitados, deberán actuar bajo representante legal y no podrán en el segundo supuesto, ser administradores de una sociedad.

El escenario es diferente, sí el menor es un menor emancipado. En el supuesto de estar emancipado, la Ley de Sociedades de Capital establece en su artículo 213 lo siguiente:

“No pueden ser administradores los menores de edad no emancipados, los judicialmente incapacitados, las personas inhabilitadas conforme a la Ley Concursal mientras no haya concluido el período de inhabilitación fijado en la sentencia de calificación del concurso y los condenados por delitos contra la libertad, contra el patrimonio o contra el orden socioeconómico, contra la seguridad colectiva, contra la Administración de Justicia o por cualquier clase de falsedad, así como aquéllos que por razón de su cargo no puedan ejercer el comercio.”

Por tanto debemos entender que si el menor se encuentra emancipado, podrá ser administrador.

Lo dicho anteriormente, generará controversia con lo indicado en el  artículo 4 del Código de Comercio:

“Tendrán capacidad legal para el ejercicio habitual del comercio las personas mayores de edad y que tengan la libre disposición de sus bienes.”

Si bien en el artículo siguiente establece una salvedad:

Los menores de dieciocho años y los incapacitados podrán continuar, por medio de sus guardadores, el comercio que hubieren ejercido sus padres o sus causantes. si los guardadores carecieren de capacidad legal para comerciar, o tuvieren alguna incompatibilidad, estarán obligados a nombrar uno o más factores que reúnan las condiciones legales, quienes les suplirán en el ejercicio del comercio.”

Por otro lado, el código civil limita la actuación del menor emancipado en su artículo 323:

“La emancipación habilita al menor para regir su persona y bienes como si fuera mayor; pero hasta que llegue a la mayor edad no podrá el emancipado tomar dinero a préstamo, gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus padres y, a falta de ambos, sin el de su curador.

El término “curador” contenido en el párrafo 1º del artículo 323 ha sido introducido por L.O. 1/1996, 15 enero («B.O.E.» 17 enero), de Protección Jurídica del Menor, en sustitución del anterior “tutor”. 

El menor emancipado podrá por sí solo comparecer en juicio.”

Por último, en el supuesto de que el menor de edad, por su situación en la Sociedad, deba estar encuadrado en el régimen especial de trabajadores por cuenta propia, nos encontraremos con el siguiente impedimento recogido en el artículo 305 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social:

“Estarán obligatoriamente incluidas en el campo de aplicación del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos las personas físicas mayores de dieciocho años que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena, en los términos y condiciones que se determinen en esta ley y en sus normas de aplicación y desarrollo.”

Los comentarios están cerrados.

<\/body>