El Tribunal Constitucional podrá ocultar identidades

A partir de ahora, el Tribunal Constitucional podrá sustituir la identidad y situación personal de las partes intervinientes en un proceso. De esta manera, si una parte estimase necesario que en un asunto sometido al conocimiento del Tribunal no se divulgue públicamente su identidad o situación personal, deberá solicitarlo en el momento de formular la demanda o en el de su personación, exponiendo los motivos de su petición.

El Tribunal podrá acceder, si así lo considera oportuno atendiendo a las circunstancias del caso, por estimar que debe prevalecer el derecho a la intimidad u otros intereses constitucionales.

De esta manera, en los casos en que así se estime, se sustituirá la identidad, por las iniciales correspondientes y se omitirán los demás datos que permitan su identificación.

Se trata por ello, de una excepción, de oficio o a instancia de parte, a la exigencia constitucional de publicidad de sus resoluciones (artículo 164 CE), en lo relativo a los datos de identidad y situación personal de las partes intervinientes en el proceso.

Los comentarios están cerrados.

<\/body>