El autónomo TRADE tras la Ley de fomento del trabajador autónomo

La esperada reforma sobre la normativa en materia de autoempleo y trabajo autónomo, así como sobre la Economía Social también ha modificado aspectos de la figura del autónomo dependiente:

Esta figura sobre la que os hable aquí ha sufrido cambios para dar cabida a algunos supuestos en los que este tipo de autónomos podrá contratar:

  1. Supuestos de riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural de un menor de nueve meses.
  2. Períodos de descanso por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, preadoptivo o permanente.
  3. Por cuidado de menores de siete años que tengan a su cargo.
  4. Por tener a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia, debidamente acreditada.
  5. Por tener a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento, debidamente acreditada.

Solamente se permitirá la contratación de un único trabajador por cuenta ajena aunque concurran dos o más de los supuestos previstos. Si bien se indica que en los supuestos previstos en los números 3, 4 y 5, solamente se permitirá la contratación de un trabajador por cuenta ajena por cada menor de siete años o familiar en situación de dependencia o discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

De igual modo, la contratación por cuenta ajena será compatible con la bonificación por conciliación de la vida profesional y familiar vinculada a la contratación.

Por otro lado, se modifica las causas justificadas de interrupción de la actividad a las que puede acogerse el trabajador económicamente dependiente, sin que sean causa de extinción del contrato por parte del cliente. En este punto se incorpora un nuevo supuesto de hecho al artículo 16 del Estatuto del trabajador autónomo, como es el Riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural de un menor de 9 meses. Si bien es cierto que entre los supuestos de interrupción, la ley permite al cliente la extinción del contrato cuando la interrupción ocasione un perjuicio importante a éste que paralice o perturbe el normal desarrollo de su actividad (supuestos de irrupción de Incapacidad temporal, maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, fuerza mayor y Riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural de un menor de 9 meses). En el supuesto de irrupción por motivos de maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, así como riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural de un menor de 9 meses, el cliente solo puede extinguir el contrato alegando perjuicio importante cuando el autónomo dependiente no haya adoptado las medidas de contratación indicadas más arriba que haga mantener la actividad.

Los comentarios están cerrados.

<\/body>